miércoles, 19 de diciembre de 2012

Diciembre querido


Llega este último mes del año y me encuentro con ciertas realidades que antes no podía ver tan claramente.
Desde agosto que vivo en pareja, en otro lado que no es la casa de mis padres, y hasta ahora no hemos tenido problemas de dinero ya que por suerte los dos tenemos sendos sueldos normales (no sé si decir "decentes", porque..¿qué es un sueldo decente en este país?). Incluso pudimos ir ahorrando algo, de a puchito, todos los meses.
Ahora, me encuentro con un fin de año asesino. Por primera vez puedo comprar sin el peso de "vivo con mis padres" algunos regalos para navidad, hay algunos cumpleaños, muchas reuniones de fin de año, y el primer arbolito papanoelístico para la cucha nueva. A todo esto sumemoslé que nos emocionamos con la tarjeta de crédito y cuando vino el resumen este mes casi me da un soponcio.
¿Quién es el hijo de puta que le pone los precios a las cosas? Hace dos meses compraba una remerita acá en el barrio por 60 pesos, como para un pequeño obsequio navideño, y hoy esa misma remera me la quisieron cobrar 130. Remera que deja mucho que desear, dicho sea de paso. Sí, esa misma hija de puta que el año que viene cuando la saques de la bolsa de ropa de verano la vas a encontrar llena de agujeros.
El arbolito de navidad es un pendorchito de 60 centímetros, y entre eso y las putas bolitas me asesinaron. ¡Y todavía la señora que me lo vendió pretendía que le comprara lucecitas, que valían el doble que el árbol!
La idea del aguinaldo, queridos comerciantes, era poder encanutármelo por si en algún momento del año que viene puedo irme de vacaciones a alguna parte, no que me lo curren para hacer las compras.

Claramente estoy aprendiendo sobre la marcha sobre esto y otras cosas. Pero jamás imaginé que no ser un amargo anti navidad pudiera ser tan jodido, que lo tiró.

AH no, pero la inflación casi no existe. Es una sensación.

3 comentarios:

sergio feldmann dijo...

Te juro me hiciste pegar una carcajada mal con la explicacion del blog. Sos una genia, no una pelotuda, jajaj.
Ya enlazo Zoqueta 2.0 a mi blog!
besos desde Londres

Nefer Munguia dijo...

Hola!! Me vine a tu blog desde el blog de Sergio, precisamente porque se me hizo llamativo el nombre de tu blog.o

Es completamente cierto todo lo que dices, el año pasado estuve viviendo sola un tiempo y cuando iba a comprar cosas todo cada vez más caro, los precios para arriba y los sueldos nomás nada ¬¬

Saludos, te sigo!! Te invito a pasarte por mi blog:

http://up-with-the-birds99.blogspot.mx

^^

Zoqueta dijo...

Sí, los sueldos no quieren subir al ritmo de las cosas...independizarse no es fácil!