viernes, 1 de agosto de 2014

MUERTE. HORROR. MATAR.

De vez en cuando, a los que miramos muchas series, nos pasa que nos topamos con algún que otro final que deja bastante que desear. Lo mismo aplica al animé. ¿Cuántas veces vimos esos animés que terminan en una imagen congelada y un "oh, sigamos con nuestras aventuras"? MILES. ¿Y nos molesta? Pues claro que nos molesta, porque uno se encariña con una serie cuando la ve, especialmente si es de esas que hay que estar esperando semana a semana para verla.

Pero de vez en cuando la vida te sorprende, y te dice algo como "Ajá, ¿vos te quejabas? Mirá lo que te hago", y te arruina una serie POR COMPLETO. Y acá es donde entra DEXTER.

Dexter es la historia de un forense que, además, es un asesino en serie. Es un personaje fabuloso, increíblemente actuado, que te atrapa desde el primer episodio. Su forma de matar, su forma de querer ser más humano, su lucha constante contra la misma vida que le dice que él es un bicho que no debería tener sentimientos. Y los personajes que lo acompañan, sublimes. Empezando por su hermana, Debra, que fue mi favorita de la serie.
La historia transcurre en ocho temporadas, de las cuales me atrevo a decir que seis son magníficas. Algún que otro episodio medio al cohete, pero nada grave. La séptima temporada ya empieza medio sin convencer a nadie, pero la octava… La octava temporada es la perdición. Es como si hubieran metido personajes (que claramente se sacaron de la galera), situaciones e información, en una gran licuadora, y con eso armaron los 12 capítulos. Y como no quedaron conformes, tiraron un final DE LO MÁS ASQUEROSO que podría haber.

Malo, malo, malísimo ese final. Estoy indignadísima. Invertí horas de mi vida, viendo episodios de casi 60 minutos de duración, a veces morfando de a 4 o 5 por día, para encontrarme con un pochoclo deforme que no le hizo honor a lo que venía siendo esta increíble serie.

Ojo, no puedo decir que la serie por eso sea mala, francamente es fabulosa. Pero la última temporada es para arrancarse los ojos con un tenedor.

ODIO TOTAL Y SUPREMO. ODIO INFERNAL.

3 comentarios:

Mr. Popo dijo...

Peor hubiera sido que la serie pedorree a la mitad, la dejes de ver y el final es lo mejor del mundo (no se me ocurre ningún ejemplo).
A mi me encantó el final de Angel, con todos los mostros atacando y ellos ahí en el medio, diciendo giladas como "los mil de la izquierda son míos" o "yo me encargo del dragón".

Zeithgeist dijo...

Para vengarte, lee los libros.
Eso.

mariano1 dijo...

(risas) bueno muy similar es Lost.
En casa nos vimos las ocho temporadas y el final... qué final de mierda por favor.
Hay cosas que no se deben intentar explicar muchachos!! Una cagada el final de lost.
En fin
Permiso