lunes, 10 de febrero de 2014

Cuenta regresiva

3 días para los 30 años.

Es increíble la cantidad de gente que se aterra de que llegue ese numerito. No les voy a mentir, yo pensaba que a mí me iba a pasar lo mismo, pero la verdad es que siento lo contrario. Estoy muy contenta de que me lleguen los treinta.

Si miro un poco para atrás, con todas las cosas que me han pasado en estos años de vida, no puedo quejarme. Hay cosas malas y cosas buenas, por supuesto, pero en líneas generales estoy muy agradecida de todo lo que pasó.
Conocí mucha, muchísima gente, y en estos momentos tengo unos muy buenos amigos que no los cambiaría por nada. Se fueron renovando, han ido mutando, algunos desaparecieron, otros aparecieron hace poco, pero los que están hoy firmes son inigualables.
Viajé mucho, recorrí tantísimos kilómetros de este hermoso país, conozco bastante del maravilloso país vecino Uruguay y hasta tuve la oportunidad de viajar a Perú en el 2011. Macchu Pichu es algo que nunca se va a ir de mi corazón.
Me enamoré y desenamoré otras tantas veces, pero finalmente encontré la horma de mi zapato hace unos increíbles seis años y algunos meses, de los cuales llevamos conviviendo más o menos tres años. A mi me comentaron que convivir no es fácil, pero sinceramente desde el primer día que lo disfruto muchísimo. Sí tiene sus cosas, no es fácil adaptarse a otro, pero vale la pena. Planeando casamiento y luna de miel para el año que viene, si nuestros planes pueden seguir en pie (no por amor, sino por economía).
Estudié muchas cosas, terminé pocas, pero de todas me quedó algo. La escuela secundaria fue lo mejor que me pasó, seis años que me dejaron llena de hermosos recuerdos. Pasé por veterinaria, por turismo, por paisajismo, y hasta me recibí de chef pastelera el año pasado. Ahora estoy con el curso de ingreso para el traductorado de inglés.
Me despedí (al menos físicamente) de algunos seres maravillosos que no dejaré nunca de extrañar, como mi perra Atena, quien forma parte del firmamento desde el 2011. Pero parte de ella vive en mi perrita actual, Gala. No, no estoy mal de la cabeza, hace cosas que eran las mismas que hacía la otra loca.
Encontré varios animalitos y todos hoy disfrutan un hogar hermoso, dejando atrás las calles y las feas condiciones en que estaban. Adoro ver sus fotos actuales con sus increíbles familias.
Me hice vegetariana dos veces, una cuando tenía 17 años y casi me da una anemia galopante por no comer nada. Ahora lo estoy haciendo bien, llevo dos años y pico y tengo los análisis de sangre más lindos que nunca. A esto le sumo que desde el 2008 ya no soy la sedentaria que no podía ni correr el colectivo, pasé por cuatro o cinco gimnasios pero sigo manteniendo esa costumbre de ir. Y no lo cambiaría, me encanta hacer ejercicio. ¡Además no podría comer nada si dejara! Mis genes no me lo permiten, si me hago la loca todo termina en mis caderas.

Me reí muchísimo, lloré a mares. Pasé por etapas en mi adolescencia en que ya no tenía ganas de seguir viviendo, y todo eso fue mutando hasta llegar a hoy, donde soy feliz de estar viva y de haberme dado una chance de no bajar los brazos y ver qué pasaba en el futuro. Y menos mal que lo hice, porque no me arrepiento de nada.

¿Volvería a vivir todas esas cosas de nuevo? Ni loca. Mi pasado es una mezcla de situaciones y sentimientos que me fueron formando en la persona que soy hoy, pero nada querría revivir o cambiar. Tengo mis defectos y mi carácter, pero, ¿la verdad? Me gusta como soy.

Bienvenidos, treinta años. Los espero con ansias el jueves 13 de febrero del 2014.

6 comentarios:

NsNc dijo...

Felicidades para dentro de tres dias, creo que la no crisis se debe a que sos feliz. Y eso es suficiente para cuando tenes 30, 40, 50 .. lo q sea. Las crisis de la edad son cuando "algo" te falta, o no sabes valorar lo que tenes. Asi que felicitaciones doble!! Por el cumple y por lograr el equilibrio

Bella dijo...

Los 30 son los nuevos 20, amiga!!!!
Te lo digo yo que ya llevo gastados 2 años de esta nueva década jajajaja

Te quiero mucho, reina. Y aunque no estés el 13, POR UN BUEN MOTIVO, SÍIIIIIIIIIIIIIIII, festejamos a lo grande a tu regreso.

Besotón ♥♥♥

PD: levanto mi copita de Baileys (me dijeron que con agua no se puede brindar) por muchos años más!

Mr. Popo dijo...

Ahora sí: ¡Feliz cumpleaños!

Renegado dijo...

¡Feliz cumpleaños pebeta! Treinta suena a mucho pero, creeme, no es mucho para nada. Disfrutá cada momento y se feliz, que el tiempo pasa volando y no vuelve.

Un beso.

Nicolás Lasaïgues dijo...

Siempre sentí que, de acuerdo a las publicidades y películas, estaba en la edad equivocada. Siempre la edad ideal era otra.
La edad es la nueva etiqueta.
La verdad no importa que edad tengas sino que edad sientas.

Zoqueta dijo...

¡Gracias a todos! :)
Con 30 años y muy contenta ^_^ (y montañas grabadas en las retinas, espero me dure mucho para sobrellevar la rutina jejeje)