domingo, 27 de marzo de 2016

Faith lost

Qué jodida es la mente del ser humano. Uno pensaría que ciertas cosas con el correr del tiempo mejorarían, pero todavía existen personas que parecen no evolucionar.

Estoy mirando una serie (Call the Midwife) que trata sobre la vida de unas parteras en los años 50-60, en East End, Londres. Tratan varios temas además de los partos de esas mujeres, y hoy me tocó ver uno donde condenaban a un homosexual por considerar que había participado en un acto obsceno e inmoral. En aquel entonces (ahí, porque calculo yo que en algún lugar del mundo aun hoy se hace), podría llevar al desdichado a pasar tiempo en la cárcel.

Hoy en día, año 2016, en el país donde me toca vivir esto no es condenable. De hecho existe la unión civil, así que personas del mismo sexo pueden contraer matrimonio. Pero aun así, todavía sigo viendo cosas como ser la típica joda entre hombres de tratar de maricón al otro, y reírse como si fuera la gracia del siglo. La típica de olvidarse el facebook abierto en algún lado y que tus compañeros de trabajo (o amigos, lo que sea) pongan algo como «salgo del clóset, soy gay» y todos se caguen de risa como si fuera una joda. Algo digno de burla. No estoy hablando de la generación de mi viejo (nacido en 1932), que si bien no lo justifico podría llegar a comprender que viene de una época donde el macho argentino era el que más minas se movía (y uno tenía que ser bien macho). No. Hablo de MI generación, gente de mi edad, gente cerrada con cerebro de mosquito que tiene entre 20 y 30 años.

A mí no me causa gracia. Ni me parece aberrante o algo de lo que burlarme. Conozco muchas personas homosexuales (hombres y mujeres), excelentes personas como cualquiera. Y conozco muchos (MUCHOS) heterosexuales que son mierdas de persona.

El capítulo de la serie me dio mucha bronca porque al tipo lo condenaban con asco, como si fuera un engendro de la naturaleza. Como si fuera una enfermedad. Pero más bronca me da pensar que hoy en día todavía en algunos lugares seguimos pensando lo mismo. Todavía incluso en este suelo hay gente que piensa de esa manera.

Uno vislumbra ciertas cosas de la vida y tiene esperanza, piensa que la gente puede cambiar. Que podemos mejorar como personas, utilizar las capacidades que quien sea que nos haya inventado para algo útil. Pero si todavía se ven estas cosas, incluso en una generación tan joven, ¿qué se puede esperar?

No, no es que yo espere algo bueno de la gente. Tengo bien claro y defenderé la idea de que somos una raza inmunda que contamina lo que toca hasta el día que me muera. Pero imagino el sufrimiento ajeno y me molesta. Me provoca odio. Porque es un sufrimiento que las mismas personas generan. Esas mismas personas que podrían evitarlo.

1 comentario:

Nefertiti Munguia Triana dijo...

Exacto, luego hay personas que dicen ser modernas y de mente abierta y salen con cosas así. A mi tampoco me gusta que traten mal a los homosexuales porque son personas sin importar sus preferencias y se les debe respetar igual que a todo mundo, no son motivo de burla, he conocido personas asi y como dices, son bien nobles y siempre quieren ayudar. Si el comentario se lee confuso es porque me acabo de despertar jajaja

Saludos!!