miércoles, 1 de enero de 2014

Literario

Sale en enero pero se trata del último libro que leí en el 2013. El número 19 del año, ¡bastante bien!

Después de ver la segunda película no pude resistirme y le pedí a Papá Noel esta trilogía. El primero, sin exagerar, me duró unos tres días. Estaba terminando el de Murakami y yo no soporto leer dos libros al mismo tiempo, siento que no les dedico lo que se merecen, así que estaba desesperada por comenzarlo. Tras ver la peli en el cine quedé muy loca, necesito saber qué pasa, cómo sigue la historia. Y grata fue mi sorpresa al encontrarme con un libro TAN adictivo.

La historia es bastante parecida a lo que se pudo ver n la pantalla grande, con algunas diferencias, pero que resulta en una muy buena adaptación. Aunque prefiero mil veces el libro, tiene un nosequé especial.
En este primer libro nos explican un poco sobre los Distritos, las guerras, el Capitolio, y esta locura de "Los juegos del Hambre" en que todos los años, dos jóvenes tributos de cada Distrito se enfrentan a muerte, de donde sale solamente un vencedor cada vez. En esta ocasión la protagonista es del Distrito 12, una chica llamada Katniss Everdeen que no sólo sobresale en sus habilidades sino que encima se da el lujo de joder a los del Capitolio, que son quiénes gobiernan a todos.

La forma de escribir de Suzanne Collins es maravillosa. Es atrapante, te lleva a seguir leyendo, te encontrás un día a las 2 de la mañana sorprendido mirando el reloj porque te colgaste leyendo y no te diste cuenta del paso del tiempo. ESO, como siempre digo, es lo más lindo de un libro. Una buena historia, bien contada, que te pide a gritos que la sigas disfrutando.

De más está decir que ya empecé el segundo con la misma desesperación, y las pocas páginas que leí ya me llevan a pensar que este libro va a ser terminado en poco tiempo también.

Según dicen, la historia se parece a la de "Battle Royale", novela japonesa escrita por Koushun Takami en el año 1999. Leyendo descripciones creo que la parte de los juegos a muerte es bastante parecida, pero no lo leí aún. De todos modos lo tengo fichado para comprarlo más adelante, y así sacarme toda duda.

Una frase:
"Mi padre sentía un cariño especial por los sinsajos. Cuando íbamos de caza, silbaba o cantaba canciones complicadas y, después de una educada pausa, todos los pájaros de la zona callaban y escuchaban. Lo hacían porque su voz era muy bonita, alta, clara y tan llena de vida que te daban ganas de reír y llorar a la vez. No fui capaz de seguir con la costumbre después de su muerte. En cualquier caso, este pajarito tiene algo que me consuela; es como llevar una parte de mi padre conmigo, protegiéndome. Me lo prendo a la camisa y, con la tela verde oscura de fondo, casi puedo imaginarme al sinsajo volando entre los árboles".

1 comentario:

Bella dijo...

TE DIJE.

Me pasó lo mismo!!