sábado, 23 de febrero de 2013

Literario

Lo mejor de cumplir años es que siempre termino ligando un montón de libros, y por suerte en este último entre los que me cayeron estaban los siguientes de la trilogía de Cincuenta Sombras.

Este en particular, me duró dos días. Uno de esos días me senté a leer a las 22:30, y hasta las 3 y media de la mañana que no lo terminé, no lo pude dejar.

Cincuenta sombras más oscuras nos trae a un Christian Grey "mejorado" si se quiere, que no soporta estar sin Anastasia y que está dispuesto a cambiar. Una persona que empieza a abrirse, empieza a querer olvidar sus miedos y a contar acerca de su pasado, que quiere y busca ser mejor y estar para ella en todo sentido.

En este libro se va a entender un poco más el pasado horrible de este muchacho, por qué tiene tantos miedos, por qué es así de extraño sexualmente, qué son esas marcas que tiene tanto físicas como psicológicas. Lo mejor de esta segunda parte es simplemente esto, el entender un poco más de la mente de este triste hombrecito, en empezar a atar los nudos de la historia e ir cerrando capítulos, sin tener ya esa sensación de que hubo cosas sin explicar y que no se entienden, sin una curiosidad asesina en el final (bueno, hasta ahí, porque de nuevo el final es TREMENDO, peor que en la primera parte y te deja con ganas de agarrar el tercero).

Nuevamente debo decir que es muy apasionante, sobre todo cuando empezás a entender todo, y ver las intenciones de él de querer ser alguien que no sabe ni nunca supo o intentó ser: un hombre enamorado. Y otra vez, al menos para mi, el condimento sexual pasa a segundo plano. De hecho, más que en el primer libro, porque la historia se fue tornando mucho más interesante.

Ya estoy leyendo el tercero a ver como termina todo esto, pero hay que decirlo: la historia se pone interesante.

Y sí, hay que seguir ocultándose en el colectivo si se quiere leer sin ponerse colorado. ¡Sigue siendo chancho!

3 comentarios:

sergio feldmann dijo...

voy a ver si lo consigo. Ahora estoy terminando la biografia de Napoleon Bonaparte, apasionante!.

Nefer Munguia dijo...

Menos mal que tienes los tres libros a la mano, porque luego pasa que te interesa la historia pero no tienes la continuación, esa si es una tortura

D:

Saludos!

Zoqueta dijo...

Bueno, cuando terminé el primero creo que era un miércoles/jueves, y mi festejo de cumpleaños era recién el sábado...esos dos o tres días de tener que esperar (porque sabía que una amiga me regalaba el tercero) fueron tortuosos, ajajajaja.
Y eso que tenía más libros para leer! Pero es como que tener historias inconclusas me pone nerviosa.